Seleccionar página

Decorados de la

Primera y Segunda

Temporada de

Vis a Vis.

Emitida por Antena 3 y producida por Globomedia.

Galería de la fabricación e instalación de los Decorados de la Primera y Segunda Temporada de Vis a Vis.

Gracias a Globomedia, Grupo Aranda Arte Efímero ha construido los decorados de la primera y segunda temporada de Vis a Vis.

La primera temporada se comenzó a rodar a principios de 2015, por lo que los episodios finales fueron estrenados con muy poco margen de tiempo respecto a los días de rodaje. La temporada trata sobre la entrada en la cárcel de Macarena, condenada injustamente por haber sido engañada por su jefe; y su evolución en la cárcel, así como el conflicto al contactar con el resto de presas, algunas bastante peligrosas.

La temporada fue terminada el 2 de julio de 2015 por encima de los 3,5 millones de espectadores y con buenos datos de cuota, y fue renovada por una segunda temporada que fue emitida en Antena 3 los jueves a las 22:30h.

Los decorados de la primera y segunda temporada de Vis a Vis supusieron un gran reto para nuestro equipo ya que se construyó todo el interior de una cárcel para la serie. Galerías de presas, interior de las celdas… todo con ambiente carcelario propio de la serie. Un espectáculo visual sin precedentes que pronto caló entre el público, provocando el fenómeno conocido como “marea amarilla”

La construcción de los decorados de la primera y segunda temporada de Vis a Vis.

La serie producida por Globomedia quería desarrollar la acción en una prisión no estatal y con una estética entre europea y estadounidense. De esta forma, lo más lógico era construir en un plató lo que se deseaba.

La apuesta de productora y cadena por esta serie ha sido tal que decidieron dar un paso más allá: construir una prisión. Y así se hizo.

La cárcel de ‘Vis a vis’ está en el polígono industrial La Mina de Colmenar Viejo. Se trata de un edificio destinado a oficinas y que el el Departamento de Arte de Globomedia junto con Grupo Aranda Arte Efímero han rediseñado por completo.

Al tratarse de una nave y no de un plató al uso -como en el que se graban el resto de las series-, fue necesaria la intervención de un arquitecto para que hiciera cálculos de estructura. La superficie total es de 10.000 metros cuadrados, de los que se han intervenido/construido entre 3.000 y 3.500 metros. Para toda esta obra se han empleado más de 25.000 kilos de estructura de hierro.

La prisión, que cuenta con celdas, pasillos, dos alturas, comedor, hall de entrada, dependencias para familiares… se construyó en tiempo récord: 7 semanas. Hay espacios como la cocina y el comedor que ya existían, pero incluso sobre estos se ha trabajado para atrezzarlos para convertirlos en espacios de un penal.

Mucho esfuerzo se ha empleado en este trabajo ya que, por tiempos de emisión, se ha ido a mucha velocidad para tener todo adecuado para la grabación de cada episodio. Sin duda un gran espectáculo que disfrutaron más de cuatro millones de televidentes durante su estreno y muchos más en las plataformas de streaming como Netflix.